+34 983 300 444
Facebook Twitter Youtube ampa
Plataforma Educamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso. Para ver nuestra Política de Cookies haga clic en Más info

Aceptar

Historia del colegio

foto-antiguaEl día 2 de octubre de 1915 llegaron a fundar este colegio de Valladolid las madres Petra de San Francisco de Sales Temprado, Aurora del Ángel de la Guarda Vázquez, Adelina del Corazón de Jesús Valet, María Sarrat y Teresa Gómez, enviadas por la madre Superiora general, Saturnina del Corazón Agonizante de Jesús Jassá.

Así quedó consignada el acta de fundación del colegio de Valladolid.

A mediados de agosto llegaron a Dueñas las hermanas destinadas a la fundación, con escaso equipaje, dos pobres baúles con libros y ropa. De ahí se fueron a buscar hospedaje en Valladolid, en casa de doña Nicolasa Bajo. Fueron días llenos de incertidumbre, sin casa, sin dinero y sin otro motivo de esperanza que la confianza en Dios.

Se alquiló una casa en la calle san Ignacio, nº 5. Como el tiempo apremiaba fue necesario trabajar intensamente para acomodar el edificio a las nuevas necesidades. No tenían ni lo necesario para poder vivir, pero contaron con la ayuda de muchas personas buenas que les proporcionaron los enseres necesarios para empezar.

El curso se inauguró y se añadió un nuevo sufrimiento: la inspectora de la Normal impidió toda publicidad del pensionado de normalistas. A pesar de todo, llegó una en noviembre y poco a poco fueron matriculándose más.

Las hermanas tuvieron que pasar muchas penurias, carecieron de lo necesario para comer. Temieron llegara el verano, eran cuatro meses sin ningún ingreso, pero el panadero se presentó un día a la madre superiora y le dijo: “madre, no se apure por las vacaciones, ya les serviré yo el pan que necesiten, es más, hágame la lista de legumbres y de más comestibles y yo se los traeré”.

El segundo curso empezaron las clases con mucho aumento de matrícula y se impuso un cambio de casa. Después de mucho buscar por la ciudad, en octubre de 1918 se trasladaron a la calle El Salvador nº 1.

Unos meses más tarde doña Jacoba Fernández les donó una casa en la calle de san Blas nº 6 y don Marcelino Nava, párroco del Rosarillo, amigo y bienhechor de las madres, consiguió que la casa pasara a la Compañía sin cargas.

Los espacios resultaron insuficientes porque el número de alumnos fue creciendo y el día 11 de marzo de 1924 se compró el nº 8 de la calle san Blas. Durante los años 1924 a 1929, el colegio se amplió, mejoró notablemente y se construyó un pabellón de nueva planta y la capilla.

Siguió creciendo el alumnado y el 26 de agosto de 1959 se adquirió la casa nº 7 de la calle de San Juan de Dios. Se construyó en dicho solar un pabellón de cuatro plantas destinado a clases de segunda enseñanza.

El nuevo pabellón del colegio resultó insuficiente y el edificio antiguo de San Blas fue demolido en casi su totalidad. Después de una permuta de terrenos, se comenzó a construir en la calle de Felipe II un edificio de 7 plantas que se inauguró en octubre de 1966.

A lo largo del tiempo se fueron consiguiendo autorizaciones de diferentes enseñanzas:

4 de agosto de 1919: Jardín de Infancia y Escuela Hogar

19 de mayo de 1920: colegio de primera enseñanza no oficial de niñas y párvulos

En 1925, además de 40 normalistas, funcionaron en el colegio dos clases de párvulos y seis de primera enseñanza, con un total de 307 alumnas

Antes de 1929, el centro comenzó a funcionar como de Enseñanza Media

Años más tarde, cuando en 1938 la Ley de Enseñanza Media autorizó la formación de centros reconocidos, el colegio pudo presentar el cuadro de profesores y el 29 de abril de 1939, quedó reconocido por el Ministerio a efectos de Ley, como centro de enseñanza media privada “colegio de la Compañía Santa Teresa de Jesús” En 1950 el colegio amplió su actividad con dos actividades nuevas: la Escuela Dominical y el ropero de la Asociación de Antiguas Alumnas.

Por Decreto de 28 de noviembre de 1956 el colegio fue clasificado como superior.

El 21 de octubre de 1971 se le concedió autorización para impartir COU

Año tras año el colegio se puso al día. Se implantaron los métodos activos, la evaluación continua, el régimen tutorial. La formación del profesorado fue continua.

En el colegio hubo una residencia de chicas universitarias. En algún momento llegaron a ser 99.

También hubo internado en el que se educaron muchas chicas procedentes del medio rural.

El 23 de diciembre de 2009, la Compañía de Santa Teresa de Jesús crea la Fundación Escuela Teresiana para que asuma la titularidad, dirección y/o gestión de los centros educativos de España. En ella trabajan en mutua implicación laicos y hermanas. La Fundación quiere aportar a la sociedad actual y futura una estructura educacional abierta y justa, no discriminatoria, que favorezca el acceso a la educación, a la cultura y a la formación a todos los niños y jóvenes. Quiere ofrecer los recursos necesarios para la renovación pedagógica. En sintonía con el momento presente pretende educar desde comunidades que aprenden, formando sujetos de encuentro para convivir en sociedades plurales, interculturales, democráticas, inclusivas y solidarias.

01
02
03
04
05

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TOP